Wednesday, October 11, 2017

MANIPULACIÓN

El “procés” está en su máximo apogeo. Tanto, que genera división de opiniones. El otro día, en el grupo de WhatsApp que tengo con los amigos, uno de ellos dijo que se sentía manipulado por las dos partes y que por eso le resulta difícil tener una posición clara. Le entiendo, creo que es normal. Cuando uno lee libros de historia, esta se explica como una sucesión lógica de hechos en la que es fácil tomar partido; estos son los buenos y estos son los malos. Pero eso es así en los libros de historia. Cuando estás “viviendo” la historia puede ser difícil posicionarse: todas las partes suelen tener parte de razón. Pero aquí hablaba de manipulación. Lo que decía mi amigo es que las dos partes manipulaban y yo eso no lo voy a poner en duda: las dos partes manipulan. Sin embargo, lo que no se menciona es el “grado” de manipulación de las dos partes. Quiero decir que mientras un bando tiene todo el aparato de un estado detrás y el apoyo de otros estados, el otro bando tiene que transportar las urnas de incógnito.

Monday, August 14, 2017

PISOS DE LUJO

El otro día vi un anuncio cerca de casa que decía que estaban haciendo pisos de lujo. Parece que no he sido el único de la zona que ha reparado en ello porque hoy he leído en un periódico del barrio una noticia sobre ello. Dice el artículo que la promotora es una empresa extranjera con nombre en inglés, que como todo el mundo sabe, da estatus, y añade que quieren construir pisos de lujo en sitios privilegiados y exclusivos y me ha hecho gracia porque el redactor de la noticia decía algo así como “y quién te ha dicho a ti que este es un sitio privilegiado y exclusivo”, ja, ja… Y la verdad es que no va desencaminado; el barrio está bien, pero no es nada del otro mundo. Hay gente que tiene mucho dinero y gente con menos recursos, aunque los pisos se van a construir en, como se suele decir, “el rovell de l’ou”. Hay mucho movimiento, pasa mucha gente por ahí, hay bares, comercios, metro y autobuses. Supongo que es lo que se dice una buena zona. El caso, como decía, es que están haciendo unos pisos de lujo: grandes y espaciosos y con materiales de primera calidad. Además, tienen piscina. Sí, piscina. La piscina parece que se está poniendo de moda y la verdad es que está bien. Al lado de mi casa hay un edificio con piscina y dan envidia. De la buena o de la mala, pero envidia. Pasas por la calle y oyes el ruido del agua mientras la gente se baña y dan pura envidia. Puedo asegurar que cuando el termómetro marca 40 grados, entran ganas de saltar la valla y darse un chapuzón. De todas maneras, cada vez estoy más convencido de que lo que debería marcar la diferencia entre un piso de lujo y uno normal es la temperatura. Quiero decir que sería un lujo tener un piso que en invierno fuese cálido y en verano fuese fresco sin tener que echar mano ni de la calefacción ni del aire acondicionado. Sí antes había gente (y aún queda hoy) que vivía en cuevas cuya temperatura era uniforme a lo largo del año y el hombre ha llegado a la Luna, no puedo creerme que nadie haya inventado algo para que los pisos sean como cuevas urbanas. Algo estamos haciendo mal.

Friday, June 30, 2017

MÉRITO

No recuerdo exactamente cuándo fue, si en la segunda Copa de Europa de Guardiola o en la de Luis Enrique, pero hice la siguiente premonición: cuando me jubilase el Barça tendría más Copas de Europa que el Madrid. Fue como una maldición, el Madrid sigue destacado como el club que más tiene… Recuerdo que cuando era pequeño todo el mundo decía que las Copas de Europa del Madrid eran en blanco y negro. Se hacía con la intención de quitarle valor a esas seis primeras que habían conseguido en los años 50 y 60. El problema es que ahora que son en color, alta definición y 4K son otra vez los que más tienen y es cuando yo caigo en la cuenta de que las que tienen mérito son aquellas, las viejas en blanco y negro. Esto es muy subjetivo y lo que voy a decir no creo que lo comparta mucha gente, pero, para mí, la Copa de Europa está sobrevalorada, no tiene tanto mérito ganarla y conforme pasan los años, para mí tiene cada vez menos mérito. De hecho, desde que se cambió el formato a Champions League, creo que solamente dos equipos tienen mérito. Para mí solamente han tenido mérito el Barça y el Madrid, aunque por motivos diferentes. Pero antes de explicar por qué creo que solamente estos equipos tienen mérito, voy a explicar por qué creo que es una competición que está sobrevalorada. Primero, creo que está sobrevalorada porque está hecha para que lleguen a las eliminatorias los grandes equipos como el Barça, el Madrid, el Bayern… Si hacen las cosas medianamente bien se van a plantar siempre en cuartos. O por lo menos, jugarán la eliminatoria de octavos. Esa liguilla que se juega a partir de septiembre es lo peor. Me resulta aburrida, apenas hay sorpresas y sabes qué los grandes equipos se clasificarán para las eliminatorias. Antes, la competición era toda por eliminatorias, si tenías un mal día te podías quedar fuera a las primeras de cambio, había más margen para la sorpresa (es verdad, habría que ver las estadísticas, pero viendo los campeones que había, quizás no vaya tan desencaminado). Además, cuántos más partidos ganen los equipos, más dinero reciben, con lo cual, pueden contratar a los mejores jugadores. Ahora sería casi imposible que un equipo como el Steaua de Bucarest ganase la Copa de Europa. La última vez, si no recuerdo mal, que la final ha sido entre dos equipos medianos fue la que jugaron en ¿2003? el Oporto y el Mónaco. El otro gran motivo por el que creo que no tiene tanto mérito es porque antes significaba tener, al menos, dos años buenos. En el primero se ganaba la liga y en el segundo, la Copa de Europa. Ahora, un equipo puede tener un mal año y llevarse la Copa de Europa, que fue lo que hizo el Madrid en 1998 contra la Juventus (luego me extenderé). Evidentemente, el mal año tiene que ser de un grande como el Madrid o el Milan, si hablamos de un mal año del Viking Stavanger, evidentemente no se van a llevar la Copa de Europa ni de casualidad… Por qué creo que solamente el Barça y el Madrid tienen mérito. Pues en el caso del Barça por la forma de ganar. Porque en las dos Copas de Europa de Guardiola el equipo se salió: era agradable de ver y acababa ganando sometiendo al contrario. Las dos Copas de Europa contra el Manchester United, especialmente la segunda, fueron de una autoridad pocas veces vista. Además, si el mejor equipo de los últimos 25 años no tiene mérito, no sé qué equipo lo puede tener. Respecto al Madrid, el gran mérito ha sido ganar. Simplemente. Porque en el fondo se trata de ganar, da igual cómo, si avasallando al rival, por penaltis, con gol en fuera de juego... Cuando llega el momento de decidir quién gana, el Madrid siempre dice “eh, que yo estoy aquí”. No hay ni método ni idea, solamente el objetivo de ganar. Con lo cual, si tienes la mentalidad adecuada y tienes a los mejores jugadores, la forma es lo de menos. Para mí no llega al nivel de las primeras cinco Copas de Europa, pero tiene su mérito. Encima, este año han conseguido revalidar el título, algo que no se había conseguido desde que se cambió el formato de la competición y lo han hecho a lo grande, no como las otras veces. En las últimas Copas de Europa uno sabe que ganó el Madrid pero por mentalidad, buenos jugadores y todo eso, pero este año, no. Este año han demostrado ser los más fuertes y en la final aplastaron a su rival. Solamente espero que el invento no funcione esta temporada y todo quede en un momento de especial brillantez.

Monday, June 26, 2017

SIESTA

Creo que la siesta es maravillosa, sobre todo, cuando no me la puedo echar. En España, después de comer y con todo el sol apetece dormir un rato. Cuando íbamos de vacaciones a la parcela de mis abuelos recuerdo que era un momento sagrado, no se podía hacer ruido porque todo el mundo dormía. En aquella época, con la energía a tope no me hacía falta echarme la siesta; era acabar de comer y preguntarnos “bueno, ¿ahora qué toca?, ¿fútbol, piscina, bicicleta...?”. Con el tiempo, empecé a encontrar los beneficios de la siesta. Fue en BUP. Muchas tardes no tenía clase y me entraba sueño, así que, me ponía a dormir. Pero a dormir horas. No sé, dos horas, alguna vez incluso tres. Me sentaba de maravilla, pero a la vez, me dejaba peor. Me despertaba en plan “¿dónde estoy?”. Solamente al cabo de unos segundos caía en la cuenta de que me había echado una siesta y estaba en casa. No sé si reparadora, pero una siesta al fin y al cabo.  Con esas me meto en el mundo laboral… Es ahí cuando empiezo a tener problemas con la siesta. Compagino los estudios con el trabajo a jornada completa y el día se me hace largo, muy largo. Me duermo, pero más o menos, se me hace llevadero. Actualmente ya no estudio, pero me sigo durmiendo. En el trabajo hago clases de francés y me sabe mal por el profesor, pero me duermo. Hago el viejo truco de taparme los ojos para que no haya contacto visual con nadie mientras hago ver que miro mis apuntes. Pero no, estoy en el límite entre la consciencia y el sueño. Probablemente, más cerca del sueño que de la consciencia… Por eso digo que la siesta es maravillosa, sobre todo, cuando no me la puedo echar; es en esos momentos cuando desearía poder cerrar los ojos unos minutos y dormir, pero no, no puedo, estoy en el trabajo y pienso “con lo buena que es la siesta y no puedo echármela”. El caso es que desde hace años le digo a todo aquel que me quiera escuchar que lo que necesita mi empresa (cualquiera, vaya) es una sala con butacas cómodas y la luz bajita para que uno se eche una cabezadita. Está muy bien eso de tener una mesa de ping pong y una consola para jugar, pero no, lo importante es tener una sala para dormir un rato. Solamente 10 o 15 minutos, lo justo para recuperarte y afrontar la tarde laboral con garantías. Pues bien, he visto en el periódico que ya hay una empresa que ha abierto un local para echarse la siesta. Uno alquila la cama por minutos y, hala, a echarse una cabezadita. Lo curioso del caso es que, a pesar de que la siesta no suele estar muy bien vista fuera de España ha sido una empresa extranjera la que ha montado el tinglado. Y es que, los negocios y las malas costumbres no están reñidos.

Thursday, March 30, 2017

BAJA INTENSIDAD


Dicen que el peor mal que hay en España es la envidia. No sé si es así, pero algo de eso sí parece que hay. El otro día eliminaron al Manchester City de la Copa de Europa y, como de costumbre cada vez que pierde, empezaron las críticas contra Guardiola. ¿Cués son esas críticas? Pues más o menos, estas: la primera es que es independentista catalán, es decir, quiere que Cataluña se independice de España. No le veo mayor problema a ser independentista, me resulta difícil entender que la gente le critique por eso. Puedo entender que haya gente que quiera que Cataluña no sea independiente, pero de ahí a desearle casi la muerte a alguien por ser independentista hay un trecho. La segunda es que “mea colonia” (lo pongo entre comillas porque es lo que dicen sus detractores). No sé exactamente qué quiere decir la gente con que mea colonia, pero creo que es algo así como que es muy políticamente correcto, pero en el fondo es mala persona y si puede, te apuñala por la espalda. Como ejemplo, la gente siempre comenta lo que sucedió con la enfermedad de Tito Vilanova, a quien parece que no fue a visitar durante su enfermedad. Como este es un tema personal y muy delicado, pasaré de él. Así que, me centraré en las críticas estrictamente futbolísticas. Se dice de él que no inventó el fútbol. Claro que no inventó el fútbol, por suerte cuando él llegó al primer equipo del Barça el fútbol tenía unos 150 años de historia en los que había habido mucha prueba y error y, simplemente, lo que hizo fue coger lo que más le había gustado hasta ese momento e intentar ponerlo en práctica con el resultado que todos conocemos. Unos resultados que dieron un porcentaje de títulos alto, altísimo. Probablemente, el más alto de la historia o, al menos, del fútbol de los últimos 30 años. También se le ha criticado por jugar de esa manera, lo que llaman el juego de posición. Y yo pregunto, ¿pero no puede jugar cada entrenador como le dé la gana? No voy a entrar en si fue primero Luis Aragonés o el Barça (daría para otra entrada…), pero con esa manera de jugar y con la base de ese Barça la selección española encadenó tres títulos internacionales seguidos. Diría que ni en América ni en Europa se había conseguido antes. Y dejo para el final la que más me gusta: “con Iniesta, Xavi y Messi yo también gano”. Esta me encanta. Se le echa en cara haber tenido a tres superdotados de la pelota. Cuando uno es entrenador, uno intenta tener siempre mejores jugadores, diría que no es culpa suya haberse encontrado de buenas a primeras con esos tres en el equipo. Además, según esta crítica, el Barça de Maradona y Schuster debería haberlo ganado todo y creo que solamente consiguió una Copa del Rey y una Copa de la Liga. Comparándolo con otro gran equipo, es como si alguien dijese que Arrigo Sacchi no tuvo mérito porque tenía en su equipo a Rijkaard, Gullit y Van Basten. Yo, la verdad, nunca he visto que nadie criticase a Sacchi por tener a esos tres jugadores en su equipo. ¡Pero sí la clave es tener buenos jugadores para ganar los partidos! Lo que tiene que conseguir un entrenador, creo yo, es que todos los jugadores en equipo sumen más que la suma de individualidades y en este caso, Guardiola lo consiguió. Dudo volver a ver un equipo igual en mi vida. Con lo cual, lo único que me queda es pensar que algo de envidia hay. Hacia Guardiola, hacia el Barça… No sé, pero algo hay. Envidia de baja intensidad, de esa que se confunde con el “pues a mí no me gusta”, pero a la que escarbas un poco, te das cuenta de que hay algo más.

Sunday, February 19, 2017

CUMPLEAÑOS TOTAL (O EL FIN DE LA PRIMERA PARTE)

Recuerdo que cuando era pequeño mis hermanos y yo le decíamos a mi padre que tenía mucha barriga, a lo cual él contestaba “ya os saldrá cuando tengáis mi edad”. Esa “edad” era indeterminada, no sabría decir si lo decía con 30, 40, 50… Ni idea. El caso es que se podría decir que ya tengo “su” edad y, de momento, no tengo “su” barriga. Ahora es cuando todo el mundo se pregunta qué edad tengo y yo respondo que acabo de cumplir 40. La verdad es que lo digo con total tranquilidad, pero es al cabo de unos segundos cuando digo “¡jolín, 40 años!”. Ya no soy un niño, aunque yo no me vea como un adulto; más bien me siento como un… joven. Aunque es verdad, eso de “joven” es algo ambiguo; ahora mismo “joven” podría ir de 15 a 45 años, qué sé yo (esto me recuerda la discusión que tuvimos el otro día unos amigos y yo sobre el hecho de que la gente “realmente” joven te ve como un “auténtico” adulto, pero esa es otra historia…).
A lo que iba… El caso es que, a pesar de los kilómetros que llevo encima, me encuentro bien físicamente y aunque me sienta “joven”, 40 años dan mucho de sí. Y mirando todo lo recorrido, pues no me queda otra que decir que, en mi caso, ha valido la pena. Con sus alegrías y sus penas; con sus momentos de euforia y sus ratos de “¿dónde está el puente más cercano?” solamente puedo decir que me lo he pasado bien, muy bien. En mi caso, la vida ha sido (está siendo) maravillosa. Y aunque creo que la amistad está sobrevalorada, gran parte se lo debo a mis amigos, o al menos, a aquellos a quienes considero mis amigos: los juegos con la pelota en casa con mi hermano y las conversaciones de adolescente con mi hermana; los veranos en la parcela de mis abuelos con mis primos peleándonos por las bicicletas y discutiendo para que nos dejasen volver 15 minutos más tarde a casa; los partidos con el AC Bianconero primero como equipo ganador y luego como equipo vulgar; los ensayos con Sin más marmotas para que “Pan de molde” sonase a auténtico “noise” asincrónico; los fines de semana en can Serrano; los cortos con el Parre… La verdad es que son tantas cosas que hasta me sorprendo.
Así que, para celebrar el fin de la primera parte, me quiero acordar de la gente con la que me lo he pasado tan bien y he preparado uno de esos vídeos tan de moda en los que se combinan música e imágenes. Como se suele decir, no están todos los que son, pero sí son todos los que están (nota mental: creo que soy la única persona que se prepara un vídeo para sí misma...). Las fotos son las que tenía, así que espero que nadie se queje porque sale poco y otros salen más. Jolín, ¡pero sí sale hasta La Chunga! (pista: en el minuto y cincuenta y ocho segundos) Encima, ni siquiera parece que sea un vídeo hecho por mí y para mí...
Pues eso, que como decía Andrés Montes: la vida puede ser maravillosa. Y añado yo: pero no os paséis, solamente puede.




Wednesday, February 15, 2017

YO (TAMBIÉN) FUI A EGB


Sí, yo también fui a EGB, pero creo que voy a intentar borrarlo de mi cabeza. Hace unos años publicaron un libro recordando lo que dieron de sí los 80. Recuerdo escuchar una entrevista a los autores del libro y disfrutarla; fueron 20 minutos entretenidos. Y vendieron, parece que el libro se vendió bastante bien, con lo cual decidieron hacer otro libro, un concurso de televisión… Demasiado. Yo creo que ya es demasiado; que sí, que la movida madrileña ha sido el mayor fenómeno cultural que ha dado España, que la mejor música es la de aquellos años, que las películas de esa época son las mejores y ya no se hace nada como aquello… Sí, sí, todo fue perfecto y maravilloso, pero, ¿no podemos olvidarnos de todo ello ya? Como he dicho, yo fui a EGB y crecí en los 80 y es verdad, todo era maravilloso, ¡pero no me paso el día recordándolo! Parece que fue la mejor época para ser niño y no es que lo ponga en duda, pero como he dicho, ya está, dejémoslo. Aunque sea para no dar envidia, yo qué sé. Los tópicos son eso argumentos sin base sólida, con lo cual ya basta de decir eso de cualquier tiempo pasado fue mejor. Recuerdo cuando en los 80 (sic) no dejaban de hablar de los 60 como la octava maravilla y yo flipaba: había televisión en color, “walk-mans”, juegos electrónicos… ¿Eso hacía que los 80 fuesen mejor que los 60? Pues probablemente no, pero me imagino a cualquier niño de hoy pensando lo mismo que yo en su momento y, esto es un dato casi irrefutable, las posibilidades de pasárselo bien hoy son mayores que las de los 80. Aunque, bueno, supongo que este “revival” ochentero puede estar tocando a su fin, veo a lo lejos una ola acercarse poco a poco y tiene forma de noventas...